Cápsulas Glaciares en Campos de Hielo Sur, la propuesta de Arquitectura Extrema de la USM

15 · Enero · 2014

Esta iniciativa de la Unidad de Arquitectura Extrema ARQ-X y la DGAT de la USM, abrirá nuevas oportunidades a expedicionarios y científicos, mejorando la presencia de Chile en estos territorios.


Pocos chilenos están al tanto de los grandes campos de hielo que existen en el sur de nuestro país. Enormes extensiones de hielos continentales contienen, entre otras cosas, la tercera reserva de agua dulce congelada más grande del planeta.

El Campo de Hielo Sur, el más grande de todos, tiene una extensión de 16.800 km2 y está ubicado en el límite territorial entre Chile y Argentina. El 85 por ciento de su superficie pertenece a Chile, mientras el 15 por ciento restante le corresponde al país trasandino, donde se le conoce como Hielo Continental Patagónico. Sobre la Cordillera de los Andes, este campo de hielo se extiende por aproximadamente 350 kilómetros de norte a sur, distancia incluso mayor a la existente entre Santiago y Linares.

Aprovechando esas condiciones, la Universidad Santa María, a través de su Unidad de Arquitectura Extrema (ARQ-X) y la Dirección General de Asistencia Técnica (DGAT), ha licitado la realización de dos refugios para la IV División del Ejército de Chile en Coyhaique. Estarán ubicados en los Campos de Hielo Sur, abriendo oportunidades a expedicionarios y científicos, y mejorando la presencia de Chile en estos remotos y difíciles territorios.


“Serán refugios diseñados y construidos en partes y piezas separadas que pueden ser transportadas en helicópteros. Las faenas de construcción final se harán en un territorio nuevo y desafiante, y los refugios permitirán la sobrevivencia humana de grupos de hasta 8 personas cada uno, abriendo así al conocimiento humano una de las mayores reservas de agua dulce del planeta, donde los hielos guardan varios períodos de historia, donde la especie humana explorará los últimos rincones y donde al agua dulce disponible se hará cada año más escasa”, explica el académico y director de la Unidad de Arquitectura Extrema ARQ-X, Pedro Serrano.

Se trata de un importante desafío para la USM, que ya cuenta con experiencia en la materia: en 2001 concluyeron los dos años de construcción de la Estación Polar Teniente Arturo Parodi Alister (EPTAP) para la Fuerza Aérea de Chile, ubicada a 1000 km al del polo sur y 3500 km de Punta Arenas. Además, el Plantel ha llevado a cabo la construcción de cápsulas de emergencia, refugios y domos geodésicos post terremoto.

Ya durante 2008, ARQ-X construyó una estación a 4700 metros sobre el nivel del mar en la cordillera de Copiapó, para investigaciones científicas y supervisión del glaciar Jotabeche. Asimismo, en 2010 se proyectó y construyó en Campos de Hielo Norte, a 25 kilómetros al este del ventisquero San Rafael, un refugio glaciar para científicos y expedicionarios.

De color naranja internacional, está construido con tecnología de poliéster usada para embarcaciones, aislado térmicamente y habilitado para 8 expedicionarios. Funciona desde hace tres años, y afianzado a un nunatak (afloramiento rocoso en el hielo) ha resistido inclementes condiciones de vientos, frio, nieves y hielo, lo que respalda esta experiencia de arquitectura tecnológica única en Chile.


“Tanto hielo y tanto territorio han sido aún muy poco explorados. Llegar desde Argentina hoy en día es más fácil, hay pavimento hasta la vertiente este. Hacerlo desde Chile, por tierra, sin caminos, con lagos que atravesar, ríos salvajes y una montaña desafiante no es nada fácil. Aquí el Estado de Chile tiene un desafío enorme, para marcar presencia, incentivar la ciencia glaciar y potenciar el turismo de montaña respetuoso y especializado desde nuestro país”, sentencia Serrano.

Buscar